Mal Pais

Pahola Crowley es una cantante y compositora costarricense ancada en Madrid, poseedora de una gran gersatilidad vocal y un estilo tan original como personal. Su música es un viaje hasta el latir viceral y profundo del jazz y el soul, la música a la que ha dedicado gran parte de su carrera. Se trata de una fusión de géneros muy personal, elegante y sentida. Es una cantante de un gran virtuosismo técnico, pero que pone su dominio vocal siempre al servicio del arte y de la expresión, ofreciéndonos una música difícil de calicar, entre lo sencillo y locomplicado, lo cuidadosamente elaborado y lo intuitivo y espontáneo.

Nace en Costa Rica donde estudia Educación Musical y Canto en el Conservatorio de la Universidad Nacional de Costa Rica. Con una sólida base clásica, se traslada a México para continuar su formación en música moderna en la “Universidad de la Música”. Allí trabaja con numerosos artistas y formaciones de jazz con los que hace varias giras por el continente americano.

Desde 1999 se anca en Madrid, donde ha continuado su formación musical estudiando piano, improvisación y canto con profesores de la talla de Pepe Rivero, Ramón Paús, Patxi Pascual y Virginia Prieto. En España ha trabajado como corista de artistas como Sergio Dalma, Paloma San Basilio, Raphael, Francisco, Cristian Castro,
Mónica Molina.

Ha dirigido y arreglado para el coro del espectáculo musical “Forever King of Pop”, un homenaje a Micheal Jackson que se estrenó en el teatro López de Vega de la Gran Vía madrileña y posteriormente giró por todo el país. Es arreglista del coro góspel “Sheilah Cuy- Inside Voices”, que dentro de su larga trayectoria ha colaborado con artistas de la talla de Enrique Morente. Dirige, compone y arregla para su propio coro de jazz “Jazz it up”, además de dirigir e impartir cursos como directora invitada en otros coros. Ha formado parte de numerosas formaciones de jazz y músicas del mundo, actuando en festivales, clubs y teatros por todo el país.

Con su primer disco “El Momento”, editado por Youkali Records en 2010, ha actuado en clubs, teatros, centros culturales en España y Costa Rica, compartió cartel con Esperanza Spalding en el festival de jazz de Zaragoza y grabó un directo de televisión para La Sexta en el programa “La Sexta en concierto”.

En septiembre del 2015 inaugura el Anteatro “La Concha Acústica” en homenaje a su trayectoria musical en la ciudad de Puntarenas, Costa Rica.

En 2016 presenta su segundo disco, “A la Raíz”, un sentido homenaje a la música de Costa Rica, con una gira en la que destaca su actuación en los actos protocolarios de las Fiestas de la Anexión en Nicoya, una de las celebraciones más importantes del país.
Actualmente está grabando su tercer trabajo discográco como solista, Sed de vida, dónde cuenta con la colaboración de los músicos de jazz más importantes del panorama nacional.

Compagina sus actividades como artista con la docencia, impartiendo clases en el grado de música moderna en la Facultad de Música y Artes Escénicas de la Universidad Alfonso X El Sabio.

https://www.youtube.com/watch?v=d3CuK3lmXxY
https://www.youtube.com/watch?v=lH_Z6p-s2RM
https://www.youtube.com/watch?v=_CNTivF3RfQ
https://www.youtube.com/watch?v=8MEs7LI0iu4
https://open.spotify.com/album/1I439f0rZkpuS43R1AklpE


MAL PAIS

Malpaís es el lugar de donde venimos, las tierras secas del noroeste, el mar que estalla, los caminos polvorientos. De allá viene nuestra manera de hablar y hacer estas canciones. Y Malpaís es nuestra idea de la música: el lugar de encuentro más allá de los caminos.

Integrado por siete músicos de gran trayectoria en círculos tan diversos como el de la nueva canción, el jazz, el rock y la música clásica, Malpaís se formó en 1999 y dio sus primeros conciertos en el 2001.

Desde la salida de su primer disco, llamado lacónicamente “Uno”, en el año 2002, Malpaís fue recibido como un
fenómeno con personalidad propia. Sus canciones sonaban distinto a todo lo que se había hecho antes en Costa Rica
(o en otras partes, dirán algunos), y sin embargo el público se identificó con ellas de inmediato.

Los personajes entrañables, salidos de la vida cotidiana, las referencias al ayer mítico de la infancia, entre patios azules y potreros infinitos, los desasosiegos de la vida urbana, el amor y el desamor. El universo de Malpaís, recogido en las canciones de Fidel Gamboa, y en las letras de su hermano Jaime, ya han pasado a formar parte del imaginario colectivo de los “ticos”, más allá de si tienen 15 u 80 años.

La mezcla de ritmos, las influencias variadas, que oscilan entre el folclore centroamericano, los sonidos celtas, la
balada rock, el son caribeño y el jazz fusión, le han permitido a Malpaís proponer una novedosa experiencia a quienes los escuchan “en vivo”. La gran ductilidad, la experiencia y destreza técnica de los músicos hace que los conciertos resulten contagiosos incluso para quienes no conocen las letras de las canciones.

No tenemos una fecha exacta para el nacimiento de Malpaís. Comenzamos a formarlo y componer las canciones allá
por el año 1999 y es probable que los primeros ensayos los tuviéramos a inicios del 2000.

Comenzamos con seis integrantes, pero no éramos los mismos de ahora. Hicimos un trabajo de taller, en el que cada uno proponía piezas, con un arreglo muy básico, y todos íbamos poniendo un poco de cada uno hasta lograr un sonido que nos pareciera bueno.

En la lista para escoger nombre había ocurrencias tan distintas como “Inquilinos”, “Abril” o “Derecho de respuesta”. Nada nos gustaba a todos. Finalmente a Fidel se le ocurrió tomar un mapa de Guanacaste y levantar una lista
con todos los nombre de lugares que encontrara. Allí, entre “Paso Tempisque” y “Nambí”, brilló el nombre de Malpaís. De Malpaís nos gustaron varias cosas. La primera es que podía ser interpretado de muchas formas: era un nombre local para la gente de la Península de Nicoya, pero era enigmático para los que no eran de allá. Además, contenía una contradicción que valía la pena, pues Malpaís es una playa muy linda, aunque su nombre diga lo contrario.

Comenzando el 2002 nos concentramos en nuestra primera grabación. En setiembre de ese año teníamos el disco mezclado en nuestras manos y estábamos decididos a producirlo por nuestra cuenta. Sony Music, escuchó el material, le gustó y nos propuso lanzarlo por todo lo alto. Y así fue, en enero del 2003, con el Club Jazz Café a reventar lanzamos por fin nuestro UNO.

Con el disco en la calle, el rumbo del “proyecto” Malpaís comenzó a cambiar. Para sorpresa nuestra la gente comenzó a escribirnos todas las semanas. En el primer concierto que hicimos después del lanzamiento comenzamos a escuchar murmullos entre el público mientras tocábamos algunos temas. En marzo ese murmullo ya se había convertido en la voz principal: la gente estaba cantando. Siempre habíamos creído que lo que estábamos haciendo podía gustarle principalmente a gente mayor de 25, dado que nosotros estábamos todos por encima de los 30. Pero no fue así. Por alguna razón que no entendíamos, la gente de la Universidad, e incluso muchos adolescentes, nos sorprendieron llenando los conciertos que hicimos en los meses siguientes.

JAIME GAMBOA - Bajo
GILBERTO JARQUÍN - Batería
MANUEL OBREGÓN - Piano, Teclados, Marimba
IVÁN RODRÍGUEZ - Voz, Violín, Mandolina, Flauta
DANIELA RODRÍGUEZ - Voz y Coros
TAPADO - Percusión

Fecha: 2017-10-13 20:00:00
Direccion: C/Predicadores, 70
Sala: La Bóveda del Albergue
Telefono: +34 976 28 20 43